Existen en nuestro cuerpo aproximadamente 88.000 chakras. Esto significa que apenas existe ningún punto que no sea sensible para la recepción, transformación y retransmisión de energías. La mayoría de estos chakras desempeñan un papel subordinado en el sistema energético. Existen 40 chakras secundarios a los que se asigna una mayor importancia. Los más importantes se encuentran en la zona de los brazos, la nuca, las palmas de las manos y las plantas de los pies.
Los siete chakras principales están situados a lo largo de un eje vertical junto a la unidad anterior del cuerpo, del espíritu y del alma del hombre. Se asienta verdaderamente en el cuerpo etérico del hombre y se asemejan a los cálices florales con forma de embudo y un número variado de pétalos. Estos pétalos representan los nadis, a través de los cuales las energías fluyen y penetran en los chakras. De la concavidad situada en el centro de cada cáliz parte un canal, que llega hasta la columna vertebral y empalma con éstas. Este canal une los chakras con el canal energético principal denominado SUSHUMNA que asciende por la columna y continúa hasta la coronilla.
Los chakras se encuentran en constante movimiento circular, lo cual produce que la energía sea atraída hacia su interior.
El chakra basal del hombre gira hacia la derecha y expresa más activamente las cualidades de ese centro: en sentido de conquista y dominio en el ámbito material y sexual. Por el contrario, el chakra basal de la mujer gira hacia la izquierda lo que la hace más sensible para la fuerza vivificadora y engendradora de la tierra, que fluye a través del centro radical. En el segundo chakra se invierten los sentidos, el sentido hacia la derecha en la mujer indica una mayor energía activa en la expresión de sentimientos, el giro hacia la izquierda en el hombre puede interpretarse como una actitud pasiva. Y así sucesivamente. Los sentidos de giro hacia la línea continua que asciende ondulando simboliza Pingala, la energía solar. Y la línea de puntos representa la Ida, la fuerza lunar.

sentido de giro de la mujersentido de giro de los chakras de los hombres

El tamaño y el número de vibraciones de los chakras determinan la cantidad y la calidad de las energías que observen procedentes de las fuentes más variadas ( del cosmos, de la naturaleza…). Esas energías llegan a lo chakras en parte a través de los nadis y ,en parte, fluyen hasta su interior en forma directa. Las dos formas de energía más importantes son absorbidas a través del centro radical y del centro coronal. Entre estos dos chakras discurre el SUSHUMNA que es el canal a través del cual asciende la energía KUNDALINI que reposa en el extremo inferior de la columna vertebral y cuya puerta de entrada es el centro radical. La energía kundalini representa la energía cósmica de la creación. E la mayoría de las personas, la energía kundalini solo fluye por el sushumna en proporción escasa. A medida que va despertándose por un desarrollo creciente de la consciencia, va descendiendo a través del canal de la columna vertebral en el flujo siempre creciente y activando los chakras. Durante su ascenso, la energía kundalini se transforma en una vibración diferente en cada chakra, dependiendo de las funciones del chakra en cuestión. Cuanto más consciente es una persona, tanto más abiertos y activos están sus chakras, de forma que la energía kundalini puede fluir a ellos con más intensidad.
Existe otra fuerza que fluye por el sushumna, es la energía del ser divino puro. Entra a través del chakra coronal y hace que el hombre conozca en todos los planos de la vida el aspecto existencial amorfo de Dios como la razón original, inmutable y que todo lo penetra, de aquella manifestación.
Junto al sushumna hay otros canales energéticos que desempeñan un papel particularmente importante en el sistema energético: en sánscrito se denominan Ida y Pingala. Pingala es el portador de la energía solar, llena de ardor y fuerza motora. Ida es el portador de la energía lunar que enfría y serena. Ambos nadis se retuercen alrededor del sushumna. Ambos tienen la facultad de absorber prana mediante la respiración y de expulsar sustancias venenosas en la respiración.

Es el que mayor frecuencia de vibración posee de todos los cuerpos energéticos. En personas que aún son demasiado conscientes en el plano espiritual se extiende conjuntamente con su aura solo un metro aproximadamente alrededor del cuerpo fisco. El cuerpo y el aura de personas totalmente despiertas pueden irradiar hasta varios kilómetros de distancia. La forma ovalada se transforma en un círculo regular.
El cuerpo espiritual es una parte divina que hay en nosotros que es inmortal y que perdura a toda la evolución, mientras los demás cuerpos espirituales desaparecen a medida que el hombre se desarrolla través de los niveles de conciencia que exige una existencia en el plano terrenal, astral y mental. Sólo a través del cuerpo espiritual es posible conocer la fuente y el destino de nuestra existencia y comprender el sentido de la vida.

Nuestros pensamientos e ideas, y nuestros conocimientos racionales e intuitivos son portados por el cuerpo mental. Su vibración es mayor que la del cuerpo etérico y la del cuerpo emocional y su estructura es menos compacta.
Cuánto más profundos son los conocimientos intelectuales de una pesona, tanto más claros e intensos son los colores que irradia su vehículo mental.
El cuerpo emocional transforma las informaciones en sentimientos y los retransmite después al cuerpo mental y éste los transforma en pensamientos verbales. En ocasiones debido a la influencia del cuerpo emocional y de sus estructuras emocional no liberadas, las informaciones se distorsionan.
La única función del cuerpo mental es recoger las verdades universales que le llegan del cuerpo espiritual e integrarlas con el entendimiento racional que las lleva a una solución del problema en consonancia con las leyes universales.

El cuerpo emocional, también denominado cuerpo astral, es el portador de nuestros sentimientos, de nuestras emociones y de las cualidades de nuestro carácter .Ocupa aproximadamente el mismo espacio que el cuerpo físico. El aura del cuerpo emocional tiene forma ovalada y puede extenderse a varios metros de distancia entorno a la persona. Toda emoción se irradiará en su aura a través de los chakras y el cuerpo emocional.
En el cuerpo emocional se hallan almacenadas nuestras emociones no liberadas, las angustias y las agresiones conscientes e inconscientes. Todo esto se refleja en el aura en forma de nebulosas oscuras. Cuánto más abre una persona su conciencia al amor, la entrega y la alegría , más claros y transparentes son los colores que irradia su aura emocional. Todas estas emociones no liberadas son emitidas al exterior inconscientemente a través del aura emocional. Las frecuencias energéticas que emitimos atraen vibraciones energéticos iguales del entorno y se une con ellas.
La frecuencia de la angustia en una persona atrae situaciones en las que se ve confirmada una y otra vez su angustia. El cuerpo mental puede dirigir el comportamiento hacia el exterior, pero no suprimir las estructuras emocionales inconscientes. Por ejemplo, una persona puede aspirar conscientemente al amor y el éxito e inconscientemente irradiar frecuencias energéticas contradictorias de celos y falta de autoconfianza, que le impedirán alcanzar su objetivo consciente.
Las estructuras emocionales continuarán existiendo a través de las diferentes encarnaciones siempre que no se liberen. Las experiencias no liberadas almacenadas en el cuerpo emocional determinan en gran medida las circunstancias de la nueva vida.
Hay que evitar ponernos en el papel de víctima” y de atribuir la culpa de nuestras debilidades y miserias a otras personas o a las circunstancias. Podemos cambiar nuestra vida cambiándonos a nosotros mismos.
Cuando las vibraciones de nuestro cuerpo espiritual se unen con el cuerpo emocional y lo penetran, éste comienza más rápidamente y empieza a expulsar las energías negativas almacenadas, que tienen frecuencias menores. Con ello perdemos el recuerdo emocionadle estas experiencias y podemos perdonarnos a nosotros mismos y a los demás.
Con la disolución de las emociones estancadas el cuerpo comienza a irradiar profundos sentimientos de amor y alegría incondicional. El aura emocional luce con los colores mas claros, intensos y transparentes.
La única función del cuerpo mental es recoger las verdades universales que le llegan al cuerpo espiritual e integrarlas con el entendimiento racional que las lleva a una solución del problema en consonancia con las leyes universales.

El cuerpo etérico posee aproximadamente la misma extensión y forma que el cuerpo físico. El cuerpo etérico se forma de nuevo en cada reencarnación del hombre y vuelve a disolverse en el plazo de 3 a 5 días después de la muerte física. Su función es atraer las energías vitales del sol a través del chakra del plexo solar y energía vital de la tierra a través del chakra basal. Cuando ha recogido toda la energía necesaria, irradia la sobrante hacia fuera a través de los chakras y los poros. Sale a través de los poros en filamentos de energía rectos de unos 5 cms De longitud y constituye el aura etérica. Estos rayos impiden a los gérmenes patógenos y a los contaminantes penetrar en el cuerpo. Esto significa que una persona no puede enfermar debido a causas de origen externo, sino que radican dentro de ella. Los pensamientos y emociones negativas y una vida que no esté en consonancia con las necesidades naturales del cuerpo (sobreesfuerzo, alimentación insana, abuso de alcohol, nicotina, drogas….)puede consumir la energía vital etérica lo cual produce grietas y zonas débiles en el aura.
Las enfermedades remanifiestan antes en el cuerpo etérico, que en el cuerpo físico, y pueden ser detectadas y tratadas en este plano.
El cuerpo etérico, y con él el cuerpo físico, reaccionan de forma particularmente intensa a los impulsos mentales que proceden de cuerpo mental. Aquí estriba la razón de los éxitos que el pensamiento positivo tiene sobre la salud.
Para proporciona nueva energía a tu propia aura puedes utilizar la radiación energética de las flores o plantas que poseen una radiación energética semejante al aura etérica del hombre. Para ello apoya tu espalda contra el un árbol o abrázalo descargando tu cuerpo sobre él. Deja que la fuerza armonizadora y energética del árbol se transmita a tu interior (también puedes tumbarte en una pradera florida).

La mayoría de las personas consideran el mundo de la materia y el cuerpo físico como la única realidad. En el universo la energía no e destruye sino que únicamente puede transformarse en otras formas de energía. La energía que actúa detrás de la manifestación material del cuerpo sus funciones y capacidades está compuesta por un sistema energético complejo sin el cual no podría existir el cuerpo físico. Está formado por tres componentes fundamentales:
• Los cuerpos no materiales o cuerpos energéticos
• Los chakras o centros energéticos
• Lo nadis o canales energéticos
La palabra “nadi” significa aproximadamente “tubo”, “vaso” o “arteria”. Su función consiste en conducir el “prana” puede traducirse por “energía absoluta”.Representa la fuente original de todas las formas energéticas y se manifiestan diferentes áreas existenciales mediante frecuencias distintas. En el sistema energético del hombre los chakras sirven de estaciones receptoras, transformadoras y distribuidoras de las diferentes frecuencias del “prana”. Absorben directamente o a través de los nadi, las energías vitales de los cuerpos energéticos no materiales del hombre, de su entorno, del cosmos…Las transforman en las frecuencias que necesitan las diferentes áreas del cuerpo físico para conservarse y desarrollarse y las retransmite a través de los canales energéticos. En general se distinguen cuatro campos energéticos( de fuera hacia adentro):
1. El cuerpo etérico
2. El cuerpo emocional o astral
3. El cuerpo mental
4. El cuerpo espiritual o causal

Ésta es una representación histórica de una tablilla de chakras y nadis procedente del Tibet. Junto a los 7 chakras principales encontramos un gran número de chakras secundarios, así como una red prácticamente inabarcable de finos canales energéticos, los nadis. Cada uno de estos canales posee su propia frecuencia de vibración fundamental, estas frecuencias aumentan constantemente a lo largo del desarrollo y perfeccionamiento de una persona.
nadis1

Hace ya cosa de 5 meses más o menos, me propuse crear un blog y desde ese momento me he dedicado a recopilar toda la información posible de los temas que pretendo tratar. Entre ellos: los chakras, reiki, Meditación, los mayas (calendario, profecías…), eco-huerta…

En principio iré metiendo una especie de resúmen de varios libros y documentos sobre los chakras, e invito a la gente a que se anime por lo menos, a leerlo. En el resúmen hay varias técnicas para activar los chakras , si llevamos a cabo estas técnicas lograremos vivir más libres de sentimientos negativos y de malos hábitos de vida.

Espero que os guste y que disfrutéis con el blog, me sentiré satisfecha sólo habiéndoos hecho pasar un rato agradable.Iré poco a poco, ya que el tiempo del que dispongo es bastante escaso, así que pido disculpas anticipadamente si en algún momento pueda quedar esto un poco…”abandonado”.

Un abrazo a todos y ….¡BIENVENIDOS!